Envíos gratis a partir de 90€

Free shipping over 90€

Envíos gratis a partir de 90€

Free shipping over 90€

STU_PIC

Nosotros, como tú, también estamos cansados de las imágenes y leyendas en las redes sociales que dicen “abandona la zona de confort”, “aprovecha el momento”, “persigue tus sueños”, “carpe diem”… Básicamente, personas random que dicen que renuncies a tu trabajo y sigas tus sueños para terminar viviendo debajo de un puente.

Es por eso que inmediatamente sentimos simpatía por Stu Larsen cuando hablamos con él y conocimos su historia. Dejó la zona de confort. Persiguió sus sueños. No vive bajo un puente, pero sí vive en un automóvil, viajando por el mundo. Y lo admiramos por eso.

Hablamos con él antes de su concierto en Moby Dick.

 

DS: Tu madre tocaba muchos instrumentos y te introdujo en la música desde que eras muy pequeño. ¿Qué música escuchaba ella?

SL: Mis padres no escuchaban buena música en absoluto. Revisé la colección de vinilos de mi madre hace poco para ver qué tenía ella, y no había nada, nada bueno. Creo que lo mejor que tuvo fue un álbum de Simon & Garfunkel. Pero el resto no era bueno. Gente muy folk, pero nada cool (risas). Música folclórica muy oscura que nadie ha escuchado nunca.

 

DS: ¿Pero no recuerdas haber escuchado buena música en tu juventud? ¿Cuáles fueron tus primeras influencias?

SL: Escuché mucha música blues al principio. Vivía en una ciudad pequeña y había una tienda de música que vendía CD baratos por 1 $ o 2 $, y siempre era blues. Y porque era el más barato, pensé: “Voy a comprar eso y a escucharlo”. Así que empecé a escuchar blues por eso y me encantó.

 

DS: Tu historia es bastante conocida. Trabajaste en un banco y decidiste renunciar a ello para comenzar a viajar y a tocar música. Estoy segura de que has tenido experiencias maravillosas, pero ¿alguna vez te has arrepentido de tomar esa decisión?

SL: Nunca. Ha sido difícil, especialmente en los primeros dos años. Me quedé sin dinero, preguntándome cómo podría permitirme llenar mi coche con gasolina o comprar comida, pero en esas ocasiones me sentí cómodo pensando que al final todo saldría bien. Cuando me quedé sin dinero durante dos días, pensé: “Puedo jugar en las calles o vender algunos CD, así que estaré bien”. Así que sí, hubo momentos difíciles, pero nunca me lamenté porque siempre fue un impulso para seguir hacia adelante.

 

DS: Cuando te preguntan sobre los lugares que más te gustan de los que has visitado por todo el mundo, siempre dices que uno de ellos es España. ¿Qué te gusta de nuestro país?

SL: Simplemente te hace sentir bien. Hoy, cuando condujimos desde Portugal a través de la frontera, me sentí muy bien por estar de vuelta aquí. Supongo que es una mezcla de cosas: la gente tranquila, la comida es increíble y el estilo de vida, es una manera de vivir maravillosa. ¡El sol siempre brilla! He visitado muchos lugares: Valencia, Barcelona, Madrid, Toledo, San Sebastián, Bilbao, Alicante, Mallorca, pero no he estado en ninguna parte del sur aún. Quiero ver más, hay mucho que ver en este país.

 

DS: Su último álbum llamado “Resolute” fue lanzado en julio. ¿Qué significa Resolute?

SL: La palabra es de una línea de una canción llamada “Going back to Bowenville” donde crecí, que dice “Cuando era un niño pequeño, era muy tímido y resuelto”. Cuando era niño era muy tímido, no contestaba el teléfono y no quería hablar con nadie. Era muy tímido y no confiaba, pero sentía que sabía lo que quería, como si supiera quién era yo pero no se lo mostraba a otras personas, así que me resolví. Creo que es una buena palabra para algunos momentos de la vida de una persona. El mundo está un poco loco, por lo que debemos ser resueltos y firmes acerca de quiénes somos, de lo que sabemos y de lo que creemos.

 

DS: Llamaste Chicago Song a una de las canciones del álbum por una guitarra que compraste. ¿En qué otros lugares has escrito el disco? ¿Eso fue casual o elegiste las ciudades?

SL: En todo el mundo… En Nueva Zelanda escribí algunas canciones, Inglaterra, Valencia … Todas las ciudades eran aleatorias, estaba de camino a otro lugar y me detuve en esos lugares durante una semana para escribir. Todos excepto Valencia. Elegí Valencia pensando que el casco antiguo de la ciudad sería inspirador para escribir. Lo era, pero había bandas de música y bodas con fuegos artificiales, era tan ruidoso que no podía escribir ninguna canción. Una vez que se calmó el ruido, estaba tocando la guitarra en un tercer piso con vistas a una plaza del casco antiguo. La gente de la calle me miraba y saludaba, pero había una anciana loca que me gritaba en español, no entendía nada de lo que estaba diciendo (risas).

 

DS: Vi “I’m not there” hoy, la película inspirada en la vida de Bob Dylan. En algún momento de la película, Bob Dylan dice que no le gusta denominarse a sí mismo como un cantante de folk ni un cantante de protesta. No quiero poner etiquetas, pero si tuvieras que definir tu música, ¿qué dirías?

SL: Estaba hablando con Tim, el actor de apoyo esta noche y mi amigo, hoy sobre eso, sobre la posesión de un género o estilo. Es demasiado difícil definir lo que somos. Creo que depende de otras personas. Tal vez sea un cantante de folk, un poco de pop, acústica, no tengo idea (risas) pero a mi no me importa.

 

 

DS: ¿Con quién estás de gira?

SL: Solo estoy viajando con Tim Hart. Él es increíble; toca la batería en una banda muy famosa en Australia llamada Boy&Oso, tocan para 5,000 personas allí. Son masivos.

 

DS: Leí que en algún momento en Nueva Zelanda te quedaste en una casa que amabas, sin teléfono, internet, sin usar las luces, un lugar muy tranquilo. Esto me llevó a pensar en el uso del poder y, específicamente, en los teléfonos, el wifi y las redes sociales. ¿Qué piensas?

SL: Estoy obsesionado con Instagram. Me encanta Instagram. Me encanta hacer fotos, así que me encanta subirlas y mostrar a las personas dónde estoy y qué estoy haciendo. Simplemente creo que es mucho mejor que Twitter y Facebook y otras redes sociales. Es sencillo.

 

DS: ¿Sentiste ansiedad cuando estabas en tu casita?

SL: Las primeras 24 horas sí porque no estaba acostumbrado. La ciudad más cercana estaba a 40 minutos de donde estaba, así que si tenía que ir a la ciudad tenía que pensar “¿Realmente necesito ir tan lejos para usar mi teléfono? ¿Necesito más comida? ”. La respuesta fue no. En las dos semanas que estuve allí, solo fui a la pequeña ciudad una vez. El primer día es difícil, pero luego te sientes libre: lees libros y simplemente observas la naturaleza. Es increíble, pero creo que no todas las personas están preparadas para hacerlo.

 

DS: ¿Sientes que hay una ciudad o país en el que la música que haces gusta especialmente, es decir, la composición de canciones se hace principalmente con una guitarra acústica?

SL: Alemania, los Países Bajos, los espectáculos en España siempre son geniales, Montreal es una ciudad que también se conecta con la música que hago y Canadá, en general, es bueno.

 

DS: ¿Qué hay en Australia para ver que solo conocen los australianos?

SL: Hace poco fui a un lugar llamado Kangaroo Island. Es un poco difícil de encontrar, está en el sur de Australia y hay que coger un ferry para cruzar a la isla. Es el paraíso.

 

DS: ¿Qué es lo siguiente?
SL: Una gira por Australia en diciembre. El año que viene haré una gira con mi amigo de Japón, un increíble intérprete de armónica, un verdadero genio, así que volveremos aquí a España y viajaremos por todo el mundo. Otro año en la carretera, otro año viajando. Como siempre.

Share this post

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *